Acero inoxidable

El acero inoxidable es un tipo de acero cuya característica más destacable es la elevada resistencia a la corrosión que posee. Esta característica es debida a que en su composición existe un alto porcentaje de Cromo. Este cromo reacciona con el oxígeno del aire creando una capa pasivadora que evita que el hierro se combine con ese mismo oxígeno y genere lo que comúnmente se conoce como “óxido”.

Existen muchas aleaciones que pueden ser consideradas como aceros inoxidables, pero comercialmente en la construcción, las más utilizadas son dos: AISI-304 y AISI-316.

La primera de ellas contiene un porcentaje como mínimo del 18% de Cromo, y del 8% de Níquel. Se trata de un material con muy buena resistencia a la corrosión que resulta más económico que su “hermano”.

El AISI-316 también llamado “acero marino”, es una aleación que debe poseer como mínimo un 16,5 % de Cromo, un 8,5% de Níquel y un 2% de Molibdeno. Este tipo de inoxidable posee una resistencia a la corrosión superior a la del anterior, pero en contraposición es más caro. Este incremento en el precio hace que su uso se restrinja a zonas especialmente sensibles, como puede ser primera línea de costa.

Visualmente ambas calidades son idénticas, por lo que ambas pueden ser utilizadas para conseguir cualquiera de sus acabados característicos.

Estos acabados son los siguientes:

Lijado Scotch (1): Es un acabado mate que se consigue mediante el lijado de la superficie con una lijadora orbital. De esta manera en el material aparecen infinidad de rayas en todas las direcciones consiguiendo un acabado uniforme. Las piezas lijadas scotch tiene un envejecido muy bueno porque disimulan muy fácilmente la aparición de las ralladuras típicas del uso.

Pulido brillo o espejo (2): Este acabado se consigue combinando la acción de una pulidora con distintas pastas. Se trata de reducir la rugosidad del material hasta conseguir una superficie que refleja la luz consiguiendo de esta manera el brillo característico.

Esmerilado (3): Se trata de hacer un lijado de la superficie de tal manera que todas las marcas quedan alineadas perfectamente. Se consigue así un acabado mate, más elegante que el lijado Scotch.

Acero corten

Es un tipo de acero que posee en su composición altos porcentajes de Cobre Níquel y Cromo. Estos componentes consiguen que se produzca una capa exterior de óxido de color rojizo característico que no se desprende del resto del material, consiguiendo así una protección para la pieza frente a la corrosión. Este acabado junto con durabilidad en el tiempo de las piezas hacen que sea un material muy atractivo para la construcción y la decoración.

Acero dulce

Este material se conoce por diversos nombres: acero dulce, acero al carbono, hierro etc. En productos en los que va a quedar a la vista y por lo tanto expuestos a la acción del ambiente, requiere un cubrimiento superficial para evitar su oxidación y deterioro. Este cubrimiento puede ser desde un barniz transparente, un galvanizado o una pintura con la que se consiga cualquier color o acabado.

Cobre

De color rojizo y muy fácilmente maleable ha sido un metal utilizado por el hombre desde la prehistoria. Debido a su alto coste se utiliza como recubrimiento estético para diferentes elementos decorativos. También son utilizados por Cianco dos aleaciones de este material como són el Latón y el Bronce.

Síguenos en:

Contactos

Archipi, 108 - 8º MOLINAO
20017 SAN SEBASTIAN, Guipúzcoa


Teléfono 1: (+34) 943510788
Teléfono 2: (+34) 943344616
Fax. (+34) 943510888
info@cianco.com

Uso de cookies

cianco.com utiliza cookies, tanto propias como de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer más

Aceptar